miércoles, 17 de julio de 2013

Tarta tatín

Después de un parón para organizarme el verano vuelvo con las pilas cargadas para traeros recetas ricas y veraniega! Os tengo que proponer algo, pero claro si no os parece bien o no os gusta no lo hago...al fin y al cabo vosotros mandáis, que sois los que me leéis cada día! 
En mis viajes diarios de tranvía tengo mucho tiempo para pensar, y como soy una cabeza loca que no paro de darle vueltas a las cosas se me ocurrió hacer más dinámico el blog estos meses de verano. Ahora que es la época de comer cosas fresquitas y de atiborrarnos a fruta se me ocurrió preparar recetas en las que la fruta sea la protagonista y aquí es dónde entráis vosotros...por que por los comentarios tendréis que proponer frutas y la más votada sera la elegida. ¿Os animáis?
Yo empiezo esta iniciativa con una tarta que llevo muchísimo tiempo queriendo preparar. Hace unas semanas la vi en Masterchef y me autoconvencí de que era una señal para prepararla. Así que aquí tenéis la primera de, espero, muchas afrutadas recetas!


Ingredientes (para una molde de 15 cm)
- 50 gr. de mantequilla
- 100 gr. de azúcar blanco
- 2 manzanas (mejor si son reineta)
- Hojaldre para cubrir

Preparación
En un molde alto ponemos la mantequilla a derretir al fuego. Cuando esté derretida ponemos 2/3 del azúcar y en el momento que se empiece a fundir y juntar con la mantequilla vamos colocando las manzanas troceadas con anterioridad. La clave es poner bastantes por que será lo que lo hará bonito. Espolvoremos por encima el azúcar restante y lo dejamos a fuego bajo durante 30 minutos.
Estiramos el hojaldre y transcurridos los 30 minutos lo ponemos por encima del molde, remetiéndolo por los laterales. La llevamos al horno durante 30 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.

Para la presentación, colocamos encima del molde el plato o porta tartas elegido y volteamos, de manera que el hojaldre quedará como base.


Me ha parecido una tarta estupenda, muy sencilla y con un aspecto ''desaliñado'' encantador. De sabor es genial porque no es para nada pesada y el toque crujiente del hojaldre es...mmmmmmmmmmm...!!
Caliente está muy buena pero con estos calores fría tampoco está nada mal. Ya véis que con 4 ingredientes se pueden hacer recetas sencilla y con las que tendréis un triunfo asegurado.


Espero que me digáis en los comentarios qué os parece la idea de las recetas con fruta y qué me propongáis vuestra fruta favorita para preparar en la próxima receta!

Besos de manzana!!

Ángela

lunes, 1 de julio de 2013

Cupcakes hamburguesa

Cuando llega el verano nuestros fabulosos cupcakes se derriten a una velocidad increíble, es una lucha continua con el frigorífico y el almíbar. Hace un par de días me encargaron 18 cupcakes de Spiderman y después de hacer telarañas durante horas me salían por las orejas. Cuando los terminé fueron directamente al frigo ya que al día siguiente los tenía que transportar durante 30 minutos por la calurosa murcia con viaje en tranvía incluido. Menos mal que al final fui en coche y el trayecto fue corto por que si no mi buttercream favorito de chocolate blanco hubiera sido una maravillosa sopa dulce. Como odio la mala relación entre el los cupcakes y el calor! Lo odio, lo odio, lo odio!
Hoy os traigo unos cupcakes muy inspirados en el 4 de julio. El día de la independencia de EEUU. Estamos en España, ya lo seeeeeeeee...pero yo me uno a la causa! El 4 de julio es un día muy de BBQ, así que yo aporto mi granito de arena con unas súper hamburguesas...dulces!


Ingredientes (para 12 cupcakes)
Para el bizcocho:
*Para preparar el bizcocho utilicé el tan socorrido bizcocho de yogur, por que a jugoso no le gana nadie. Ya publiqué la receta en aquella primera entrada tan de principiante que publiqué, así que podéis ver la receta aquí.

Para el brownie:
- 200 gr. de chocolate para fundir
- 125 gr. de mantequilla
- 200 gr. de azúcar
- 3 huevos
- 125 gr. de harina de trigo
- 3 cdas. de cacao puro en polvo
- 1 pizca de sal

Para el buttercream (lechuga, ketchup y mostaza)
*Utilicé mi buttercream favorito, el de chocolate blanco. Os puse la receta en una entrada pasada, así que la podéis ver aquí.
- Colorante rojo, verde y amarillo al gusto.

Preparación:
*Para preparar el bizcocho y el buttercream os he dejado el link de la receta en los ingredientes, así que no os olvidéis de pasar por ahí para mirarlo.
Para el brownie derretimos la mantequilla con el chocolate. Añadimos los huevos y los integramos rápido para que no se cuajen con el calor. Añadimos el azúcar y mezclamos. Añadimos el cacao y la harina bien tamizada y por último la sal. Mezclamos bien y lo ponemos en una bandeja de horno grande para que quede  un brownie no muy alto, recordad que luego hay que poner también el bizcocho y no queremos una hamburguesa de 3 metros!
Al horno a 180ºC durante 30 minutos. Vigilar muy bien que no se queme, se pondrá muy duro y amargo.
Lo dejamos enfriar y con un cortapastas cortamos círculos un poco más grandes que el tamaño de la magdalena horneada con anterioridad.

Para montar nuestra hamburguesa dulce cogeremos las magdalenas ya frías, les quitaremos la cápsula de papel y las cortamos por la mitad, si han quedado muy altas podemos cortar un trozo central. Ponemos un el brownie. Ahora vamos con la lechuga y la salsa. Tendremos ya el buttercream teñido en verde, rojo y amarillo. El buttercream verde lo ponemos en una manga con una boquilla de pétalo y hacemos ondas por encima del brownie para asemejarlo a la textura rugosa de la lechuga. A continuación pondremos el buttercream rojo y amarillo en otras dos mangas y con una boquilla redonda iremos poniendo al gusto la cantidad deseada de ketchup y mostaza. La tapamos con la otra parte de la magdalena y a esta tapa le ponemos un poco de almíbar y si queremos podemos poner un poco de sésamo para decorar.


Estos cupcakes hamburguesas son infalibles para cualquier ocasión, todo el mundo se queda boquiabierto. Yo les puse un banderín que preparé con photoshop y quedaron ideales. 
Es importante usar un bizcocho jugoso por que si usáis uno muy compacto y pesado va a ser incomible. 


Espero que tengáis unas vacaciones estupendas, disfrutéis mucho del verano y preparéis muchos dulces! 
Os animo a preparar estos cupcakes para una reunión veraniega con los amigos porque no hay problema con que el buttercream se derrita por que no hace falta que tenga ninguna forma definida!

Millones besos dulces, millones!

Ángela




lunes, 24 de junio de 2013

Tarta divertida de muñecotes.

Hoy os traigo la que puede ser, la tarta más difícil que he preparado y también en la que más cariño he puesto. La tarta era para la prima de Mr. J que cumplía dos añitos. Tenéis que creerme cuando os digo que es la princesita de dos años más guapa del mundo mundial. De verdad que lo es.
Hace ya tiempo que quería hacer esta tarta y la verdad, ha pasado por mil fases. Primero iba a ser una layer cake sencilla en degradado, luego una ruffle cake de fondant, luego un Bob Esponja gigante. Pero todo cambió cuando le dije a Mr. J: ''investiga cuales son sus dibujos favoritos''... y ahí se lió...mi cabeza empezó a maquinar desvariando mucho hasta que pensé en algo sencillo: una tarta de fondant redonda con todos los muñecotes arriba. Sí, señor.
Estaba tan contenta con mi sencilla idea...todo se vino abajo cuando pensé: ''Oh no, Bob Esponja y Patricio viven debajo del mar si los pongo con los demás no van a poder respirar...no puedo matar a Bob!!''. Pensaréis que qué más da si es una esponja que vive en una piña con una estrella de mar con un bañador de flores lilas, coherencia no tiene ninguna. Pero yo no podía matar a Bob. ¡NO PODÍA MATAR A BOB!
Así que...este fue el resultado: crear una isla para que Peppa Pig, George Pig, Jake y Finn (todavía no se quien es quien) pudieran tomar el sol mientras Bob y Patricio vivían felices justo debajo.


Ingredientes (para 12 raciones)
Para el bizcocho:
- 185 gr. de aceite de girasol
- 200 gr. de azúcar blanco
- 200 gr. de harina de trigo
- 4 huevos 
- 2 cdtas. de levadura en polvo
- 1 y 1/2 cdta. de extracto de vainilla

Para el relleno:
- 300 gr. de fresas
- 400 gr. de nata para montar
- Al gusto azúcar blanco

Para el almíbar
- 125 gr. de azúcar blanco
- 125 ml. de agua

Para decorar:
- Galleta picada
- 1 kg. de fondant blanco
- Colorantes

Preparación
Para el bizcocho mezclamos el aceite con el azúcar y añadimos los huevos uno a uno, integrando bien el primero antes de añadir el siguiente. Añadimos la harina tamizada junto con la levadura en pequeñas dosis mezclando bien. Añadimos el e. de vainilla. Repartimos la masa en 3 moldes o en un molde alto y horneamos con el horno precalentado a 180ºC durante 30-35 minutos. Comprobamos que esté listo, sacamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Mientras se enfría el bizcocho partimos las fresas en rodajitas y las ponemos en el frigo con azúcar para que se pongan bien dulces. Después preparamos el almíbar poniendo en una olla el agua y el azúcar. Calentamos a fuego alto hasta que se disuelva el azúcar por completo. 

Montamos la nata añadiendo azúcar al gusto hasta que esté bien firme. Recogemos las fresas del frigo y las ponemos en un colador para que escurran bien el caldito que habrán soltado. ¡El caldito lo guardamos para añadirlo al almíbar anterior!

Una vez tengamos los bizcochos fríos y nivelados pasamos a montar la tarta. Almibaramos el primer bizcocho con nuestro almibar mezclado con el jugo de las fresas. Ponemos una capa de nata y sobre esta una capa de fresas. Cubrimos de nuevo con nata y ponemos el siguiente bizcocho. Repetimos la operación, ponemos el último bizcocho, almibaramos y cubrimos toda la tarta con nata. La llevamos al frigo hasta que esté bien fría y se asiente un poco.

Cubriremos con fondant teñido de azúl, ponemos todos los muñecotes que existan en el mundo y lista!
Los muñecos tenemos que modelarlos los días anteriores para que endurezcan. Yo puse una capa de galletas en la parte de arriba y en la parte de abajo y coloqué unos banderines que hice con photoshop con el nombre de la peque.


La verdad es que mi mayor miedo era que la nena no reconociera los muñecos pero en cuanto vió la tarta empezó como una loca a sonreír y a señalar sin parar. No podía dejar de mirarla y de tocarla. Sonrisas así hacen que todo el trabajo merezca la pena...estaba taaaaaaaaaaan contenta! 

Disculpad los restos de azúcar y maicena, pero las fotos las hice antes de hacerle los últimos retoques...que lista soy...


Me llevó muchísimo trabajo pero, de verdad, merece la pena cuando ves que algo hecho por ti produce tanta felicidad! 
Antes de despedirme os quiero enseñar lo que pasa si tiñes 1/2 kg. de fondant sin guantes:




Aún tengo las uñas azules :) No salta ni con acetona...

Besos dulces, un millón!


Ángela

martes, 18 de junio de 2013

Cucakes de banoffee

Oh sí! Por fin puedo sentarme a escribiros con total tranquilidad por que ha empezado el maravilloso verano. Hace unos días que terminé pero necesitaba un poco de desconexión mental. La verdad es que ha sido terminar y no parar por que he hecho una señora tarta de fondant que ni yo me lo creo y ahora voy a por otra para este fin de semana para un cumple de una princesita de dos añitos. La verdad es que estoy encantadísima por que he descubierto que no se me da muy mal modelar, que era mi mayor miedo.
Los que me seguís por Instagram habréis visto los líos que me traigo jajajaja.
Hoy os traigo unos cupcakes de Banoffe. Para lo que os suene a chino, el banoffee es una mezcla de plátano y toffee o dulce de leche.


Ingredientes (para 6 de tamaño medio)
Para el bizcocho: 
- 50 ml. de aceite de girasol
- 100 gr. de azúcar blanco
- 2 huevos
- 100 gr. de harina de trigo
- 1 cdta. de levadura
- 60 ml de leche semidesnatada
- 1 y 1/2 cda de dulce de leche.

Para la cobertura:
- 100 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 150 gr. de azúcar glas
- 1/2 plátano hecho puré
- Rodajitas de plátano para decorar

Preparación
Para comenzar mezclaremos el aceite con el azúcar y a continuación los huevos uno a uno, integrando el primero antes de añadir el siguiente. Cuando tengamos una mezcla homogénea añadiremos la harina tamizada junto con la levadura y después la leche. Mezclamos bien e incorporamos el dulce de leche. 
Ponemos las cápsulas en una bandeja para cupcakes para evitar que se abran durante el horneado y las llenamos 2/3 de su capacidad. Al horno, previamente precalentado a 180ºC durante 20-25 minutos (o 160ºC en función ventilador durante 15-18 minutos).
Cuando estén los sacamos y los dejamos enfriar en una rejilla. 

Para la cobertura mezclamos la mantequilla hasta que blanquee y añadimos el azúcar glas poco a poco. Batimos unos minutos hasta que se incorpore por completo. Añadimos el plátano y batimos otros 5 minutos. Si la notamos muy pesada podemos añadir un chorrito de leche, pero no suele ser necesario ya que el plátano aporta mucha jugosidad.

Cuando tengamos los cupcakes fríos pasamos a decorarlos. Yo utilicé una boquilla de césped por que la tenía nueva y no podía esperar!! Tengo que practicar un poco por que parecen noodles en lugar de nidos jajaja. En el medio ponemos las rodajitas de plátano y, si se os va la olla como a mí, podéis poner más dulce de leche por encima y pringarlos bien. ¡Viva el pringe!


El bizcocho que llevan es...buah! ESPECTACULAR. El bizcocho más jugoso que he probado hasta ahora, tardó un montón en ponerse duro y era súper blandito, era genial! 
Nunca había probado esta combinación y me ha encantado es un cupake muy muy jugoso y nada empachoso por lo que os podéis comer hasta 3 o 4 jajajaja (habla a la que no le gusta mucho el dulce)


Os dejo una foto de la tarta que he preparado de fondant! Era para un chico Erasmus de Alemania que juega en el mismo equipo de baloncesto que Mr. J. Es una pista de baloncesto de parqué con su canastita y su banquillo!



Antes de despedirme pediros miiil veces perdón por no haberme pasado por vuestros blog ni respondido comentarios pero es que he estado saturadísima! Pero ahora sí que sí, vuelvo para quedarme! 

Mil besos de plátano.

Ángela

martes, 11 de junio de 2013

Macarons de chocolate. Infalibles

Sé que tardado miiiiil en volver por aquí pero es que no tengo nada de tiempo! Junio es un horror y estoy saturadísima. Hoy os traigo unos macarons, no son los primeros que he preparado...una vez probé y se convirtieron en unas masas desformes huecas por dentro que quedé tan desilusionada que no volví a enfrentarme a ellos hasta hace poquito que me volvió a picar la curiosidad. Tengo que agradecerle a Mr. J y su incansable brazo tamizador que me tamizó los ingredientes como 6546528565 veces sin rechistar! Lo tengo explotado al pobre, jijijijiji.
Así que con una valentía irreconocible me enfrenté a los temidos macarons y reconozco que cuando les salió el piececito en el horno me faltó hacer una danza tribal por la cocina! Os dejo con la receta, os aseguro que es infalible, así que atreveros!


Ingredientes (para 20)
- 70 gr. de claras de huevo (aproximadamente son 2 huevo y medio)
- 130 gr. de azúcar glas
- 80 gr. de almendra en polvo o molida
- 10 gr. de cacao sin azúcar
- 20 gr. de azúcar blanco

Para el relleno:
- 100 gr. de chocolate blanco
- 100 ml. de nata para montar

Preparación
Comenzamos tamizando la almendra con un tamiz o colador lo más fino que tengamos. Sobre la almendra tamizamos el azúcar glas con el cacao. Mezclamos y tamizamos de nuevo la mezcla. Tamizamos 2 o 3 o las veces que aguantéis.
*Cuanto más se tamiza más lisa y sin grumos queda la superficie del macaron.
Aparte montaremos las claras, no es necesario que sean pasteurizadas. Las montamos hasta conseguir picos firmes y cuando estemos a la mitad de montarlas agregamos el azúcar blanco. 
Cuando lo tengamos vamos añadiendo a las claras poco a poco la mezcla de la almendra, el azúcar y el cacao. Con movimientos envolventes y despacio vamos juntando ambas mezclas hasta que tengamos una textura parecida al puré.
Ponemos la mezcla en una manga pastelera y con una boquilla redonda o cortando al punta de ésta vamos repartiendo la mezcla en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Para hacer los círculos presionamos la manga hasta que el círculo tenga el tamaño deseado y soltamos. 
*Podemos hacer una plantilla para que salgan todos iguales, yo usé un cortador de galletas para hacer los dibujos.
Una vez tengamos toda la masa repartida los dejamos secar. Esto quiere decir que debemos esperar el tiempo necesario hasta que se les cree una costra, o hasta que los toquemos y no se nos pegue al dedo. Puede ser desde 15 minutos hasta 4 o 5 horas, depende del clima. Yo tardé al rededor de 45 minutos. 
Una vez listos los metemos al horno en una altura baja con el horno precalentado a 150ºC durante 15-20 minutos. El pie debe crearse durante los primeros 5-7 minutos. 

Mientras están en el horno preparamos el relleno de chocolate blanco. Para ello derretimos el chocolate en una olla junto con la nata y lo llevamos al frigo hasta que quede totalmente frío. Una vez lo tengamos lo montamos como si fuera nata.

Sacamos los macarons del horno y los dejamos reposar una hora, o hasta que estén fríos, en la bandeja del horno. Los despegamos y los guardamos un día en una cajita o tupper hasta el día siguiente. Pasado el tiempo los rellenamos y listo! A mí me gusta que se salga por todos lados! 


Si no os atrevéis con los macarons probar esta receta ya que, al tener por sí mismos un color oscuro no hay posibilidad de frustración por que se doren demasiado o no se reparta bien el color y haya que mezclar demasiado la masa. Yo no esperaba que me salieran y al final...tatatatatacháaan!


La verdad es que los macarons no es mi dulce favorito pero aun así probaré con otros sabores, es tan genial que salgan las cosas bien!! 
Os abandono ya que ya estoy perdiendo mucho tiempo, volveré pronto...lo prometo!!

Besos de chocolate!


Ángela

lunes, 3 de junio de 2013

Cupcakes de cereza y chocolate blanco

Siento esta avalancha de cupcakes rosas pero no puedo evitarlo, es el mejor color! Por que no me digáis que cuando pensáis en cupcakes no pensáis en un universo rosa pastel lo más cursi posible? Estos cupcakes fueron repartidos entre mi casa y la casa de Mr. J, en la que ya deben estar hartos de mí por que los cebo a dulce siempre que puedo... pero qué le voy a hacer si su mamá es la mejor crítica del mundo mundiaaaaal. Siempre le gusta todo y a quién no le gusta que le digan que todo está buenísimo? jijijiji.



Ingredientes (para 12 medianos)
Para el bizcocho:
- 185 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 150 gr. de chocolate blanco
- 185 gr. de azúcar blanco
- 4 huevos
- 195 gr. de harina de trigo
- 1 cdta. de extracto de vainilla
- 1 chorrito de leche para soltar la masa
- 1 cdta. de levadura en polvo

Para la cobertura:
- 20 cerezas deshuesadas y hechas puré
- 250 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 300 gr. de azúcar glas
- Colorante rosa o rojo al gusto
- 12 cereza bañadas en chocolate blanco para decorar

Preparación
Para comenzar, derretimos el chocolate blanco junto con la mantequilla en un cazo. Pasamos la mezcla a un bol y añadimos el azúcar. A continuación los huevos uno a uno, integrando bien el primero antes de añadir el siguiente. Una vez bien mezclado añadimos la harina tamizada poco a poco junto con la levadura. Agregamos el e. de vainilla y por último, si la masa está muy espesa, añadimos un chorrito de leche.
Ponemos las cápsulas en una bandeja para cupcakes para evitar que se abran durante el horneado y las llenamos 2/3 de su capacidad. La llevamos al horno precalentado a 180º durante 20-25 minutos (en función ventilador a 160ºC durante 15-18 minutos). Comprobamos que estén listas y las dejamos enfriar en una rejilla.

Para la cobertura batimos la mantequilla hasta que blanquee, agregamos la mitad del azúcar glas y continuamos batiendo. Añadimos el resto del azúcar y lo integramos bien. Añadimos las cerezas trituradas y batimos durante unos 5-7 minutos. Agregamos el colorante deseado y batimos hasta que tengamos un color homogéneo. 

Una vez tengamos los cupcakes fríos decoramos con una boquilla estrellada al gusto y, por último, colocamos una cereza bañada en chocolate blanco en cada uno.


Este buttercream queda taaaaaaaan sedoso, está genial y la verdad es que sabe bastante a cereza. Os aconsejo que pongáis colorante por que sin él queda un color amarronado no muy bonito. ¡Pero eso es cuestión de gustos! 
Si no los vais a consumir el mismo día es mejor que almibaréis el bizcocho por que se pone durito muy pronto. El plan es comérselos en cuanto los hagáis, sin contemplaciones!


Si os gustan las cerezas os aseguro que moriréis de amor con estos cupcakes, se que siempre os digo lo mismo pero es que es verdad! 
Os abandono ya que esto de que pongan Sexo en NY en Cosmopolitan y para ahorrar tiempo os escriba y lo vea a la vez no debe ser bueno! No me matéis! 

Mil besos dulces,

Ángela

miércoles, 29 de mayo de 2013

Cupcakes de galleta con nubes

Hoy estoy taaaaaaaan contenta! Esta mañana mientras estudiaba a llegado mi regalito de Patricia de Happy Bakery. Para los que no lo sepáis, Patricia hizo un sorteo sorpresa con los seguidores de su blog y me tocó a mí, fue genial por que nunca me toca nada jajaja. Pues hoy ha llegado un paquete monísimo decorado con washi tape (los que me sigáis por Twitter o Instagram ya lo habréis visto). ¡Me daba pena abrirlo! Al final de la entrada os lo enseñaré todo.

Os traigo unos cupcakes de galleta y nubes. ¿Habéis visto alguna vez en las películas americanas como ponen una nube al fuego y luego, una vez derretida, se la comen entre dos galletas? Pues yo he querido convertir ese sándwich pecaminosamente bueno en un cupcake. Os dejo con la receta a ver que os parece!


Ingredientes (para 8 medianos)
Para el bizcocho:
- 55 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 100 gr. de azúcar blanco
- 2 huevos
- 100 gr. de harina de trigo
- 1 cdta. de levadura
- 65 ml. de leche semidesnatada
- 6 galletas picadas

Para la cobertura:
- 100 gr de mantequilla
- 100 gr. de azúcar glas
- 1 cda. de Fluff (yo utilicé de fresa por que no tenía del normal)
- 3 galletas picadas hasta convertirlas en polvo
- Colorante rosa o rojo en pasta.


Preparación
Para empezar, como siempre, mezclaremos el azúcar con la mantequilla a temp. ambiente hasta conseguir una mezcla cremosa. Añadiremos los huevos uno a uno, integrando bien el primero antes de añadir el siguiente. Añadimos la mitad de la harina y la levadura tamizadas previamente. Mezclamos bien y añadimos la mitad de la leche. Agregamos el resto de la harina junto con las galletas picadas y lo integramos. Añadimos la leche restante, mezclamos. 
Ponemos las cápsulas en una bandeja para cupcakes para evitar que se abran durante el horneado. Rellenamos hasta 2/3 de su capacidad y las llevamos al horno precalentado a 180º durante 20-25 minutos (en función ventilador a 160ºC durante 15-18 minutos). Cuando pase el tiempo comprobamos que están listos, los sacamos y los dejamos enfriar en una rejilla.

Para la cobertura batimos la mantequilla hasta que blanquee. Aparte, juntamos el azúcar glas con las galletas hechas polvo. Agregamos la mitad del azúcar y las galletas tamizadas y batimos hasta que esté bien integrado. Añadimos el resto del azúcar y las galletas y batimos durante unos 3-5 minutos. Por último agregaremos el Fluff y batiremos de nuevo durante 3 minutos más. Añadimos el colorante deseado y batimos hasta que se incorpore bien.

Cuando estén los cupcakes enfriados completamente pasaremos a decorarlos, en este caso yo lo he hecho con una boquilla de pétalo, pero podéis decorarlos como más os guste!


Me he enamorado perdidamente de esta decoración en forma de rosa, cuesta bastante pillarle el truco pero queda espectacular. Espero que los probéis por que saben a galletas con nubes de fresa y están buenísimos! Ya sabéis que podéis duplicar o dividir las cantidades de la receta para adaptarlas a la cantidad que queráis, yo en esta ocasión hizo solo cuatro por que ya no sé a quién regalárselos jajaja.



Bueno! Volviendo al súper regalo de Patricia, era un librito y unos moldes para hacer cucharas comestibles. Y por si fuera poco venía un regalo que no me esperaba nada: una libretita para apuntar mis recetas totalmente handmade! Los que ya me vayáis conociendo sabréis que me ha tenido que encantar por que me encantan todas esas cositas!


La libreta de recetas venía con un marca páginas monísimo con forma de cupcake y en cada página venía un dibujito diferente, cupcakes, cápsulas, rodillos, cucharas, para morirse de bonito!
Estoy deseando preparar cucharitas y alguna de las recetas que vienen en el libro, que vienen bastantes y todas geniales!
Graaaaaaacias, graaaaacias y mil graacias Patricia!

Mil besitos de dulces!

Ángela

sábado, 25 de mayo de 2013

Ruffle Cake y Club Bakery

Hoy es el día del Club Bakery! Este mes la temática son los cumpleaños. Justo el día que me enteré estaba preparando la tarta para uno así que tengo esta entrada pendiente desde hace un par de semanas!
Tengo que confesar que me encantan los cumpleaños, me encanta dar sorpresas, los globos y los vasos de colores.

Os tengo que contar que el día del cumpleaños, que iba a ser sorpresa, yo lo tenía todo preparado y planificado...la hora a la que comenzaría a montar la tarta, cuando la decoraría, a que hora me arreglaría y saldría de casa para llevarla...todo eso cambió cuando estaba tan tranquila pintándome las uñas una hora antes del cumpleaños (solo me quedaba arreglarme y salir), sonó el móvil y era la maravillosa A pidiéndome que si ¡porfavor! podía comprar yo los ''vasicos, platicos y cosicas boniquis de princess para decorar la mesa'' (abstenerse las risas, que nosotras somos muy boniquis y muy princess todas!). Así que después de tenerlo todo planeado me tocó salir en busca de platicos, vasicos y cosicas boniquis para decorar la mesa, volver a por la tarta, meterla en una caja e ir al cumpleaños corriendo y sufriendo por si se derretía la tarta del calor!
Dramas aparte, todo salió genial y a la señorita I casi le da un patatús de la sorpresa que se llevó!


Ingredientes (para 3 moldes de 15 cm)
Para el bizcocho:
- 2 yogures naturales
- 2 medidas de yogur de aceite de girasol
- 2 medidas de yogur de azúcar blanco
- 6 medidas de yogur de harina de trigo
- 6 huevos
- 2 cdtas. de extracto de vainilla
- 2 sobres de levadura en polvo

Para el almíbar:
- 100 ml. de agua
- 100 gr. de azúcar blanco
- 1 cdta. de extracto de vainilla

Para el relleno:
- 75 gr. de chocolate de cobertura para postres
- 150 gr. de nata para montar
- Azúcar al gusto

Para la cobertura y decoración:
- 500 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 500 gr. de azúcar glas
- 300 gr. de chocolate blanco
- 3 cdas. de leche semidesnatada
- Colorante rojo o rosa en pasta 


Preparación
Comenzaremos con el bizcocho. Mezclaremos el yogur con el azúcar y el aceite. Cuando tengamos una mezcla homogénea añadiremos los huevos 1 a 1, integrando bien el primero antes de añadir el siguiente. Después añadimos la harina tamizada junto con la levadura. Es mejor hacerlo en varios golpes para que no se formen grumos. Por último añadimos el extracto de vainilla. Repartimos la masa en 3 moldes de 15 cm o en uno bien alto. Lo llevamos al horno precalentado a 180º durante 45 minutos.
Comprobamos que está hecho y lo dejaremos enfriar completamente en una rejilla.

Para el almíbar ponemos en un cazo el agua, el azúcar y el extracto. Lo dejamos hervir hasta que el azúcar se disuelva. Apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Para el ganache ponemos en una olla la nata junto con el chocolate troceado y el azúcar, lo dejamos a fuego bajo sin dejar de remover hasta que el chocolate se derrita y todo se unifique. Apartamos y dejamos enfriar. Es importante que enfríe muy bien. Cuando esté frío lo montaremos igual que montamos la nata.

Continuaremos por preparar el buttercream que cubrirá la tarta. Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que blanquee. Añadimos en varias tandas el azúcar glas tamizado integrándolo bien. Batimos durante unos 5 minutos. Añadimos el chocolate blanco derretido y templado y batimos otra vez durante unos 5-7 minutos más. Si la crema está muy densa añadiremos la leche. Agregamos el colorante poco a poco hasta alcanzar el color deseado.

Montaje de la tarta:
Para montar la tarta comenzaremos por nivelar los bizcochos. Cuando estén listos cogeremos el más feote y lo pondremos bocabajo en la base que vayamos a utilizar. Con un palillo pinchamos toda la superficie y con un pincel almibaramos bien. Añadiremos la ganaché de chocolate, aproximadamente medio centímetro entre capa y capa. Repetimos esta operación con los dos bizcochos restantes. 

El último no lo cubriremos con ganaché sino con el buttercream. Recubriremos la tarta con una capa muy fina y la meteremos a la nevera 1/2 hora para que coja consistencia y sellemos las migas. Recubrimos de nuevo con otra capa de buttercream y comenzamos con la decoración propia de la ruffle cake.

Para ello necesitamos una boquilla de pétalo, imprescindible. La que tengáis. Llenamos la manga pastelera con el buttercream restante y la colocamos en vertical dejando la parte más gordita de la boquilla hacia dentro. Vamos haciendo movimientos de zig-zag hacia arriba hasta llegar al final. Lo repetimos por toda la tarta y para la parte superior realizaremos lo mismo pero poniendo la manga tumbada y haciendo una espiral.


Para darle un toque mas cumpleañero le puse estos globitos que hice con goma eva. Quedé muy contenta con la tarta ya que salió genial y de sabor estaba buenísima. Rellenar con ganaché es una idea genial porque no queda tan pesado como el buttercream. Fue un triunfo, me llevé las mejores opiniones que me han dado hasta ahora! 

Espero que os haya gustado mi propuesta para el Club Bakery!

Besos dulces!

Ángela




martes, 21 de mayo de 2013

Brownie con cacao en polvo y Amigo Invisible

Os traigo un post super rápidito por que estoy saturadísima de estudiar! Llevaba tiempo queriendo hacer brownie ya que hacía un montón que no lo preparaba, pero no me quedaba chocolate para fundir así que me puse a buscar entre mis recetas alguna tarta de chocolate y me acordé de un brownie que preparó Donna Hay en una ocasión con cacao puro en polvo. Era la ocasión perfecta!
Como no tenía ningún molde pequeño para el brownie decidí hacerlo en un molde redondo desmontable con el fin de darle un aspecto de tarta...y quedó ideal!


Ingredientes (para un molde de 15 cm)
- 150 gr. de mantequilla
- 1 taza de cacao puro en polvo sin azúcar
- 1 y 1/4 taza de azúcar blanco
- 3 huevos
- 1 cdta. de extracto de vainilla
- 1/2 taza de harina

Preparación
Ponemos en una olla la mantequilla hasta que se derrita completamente. Añadimos el azúcar y removemos hasta integrarlo bien. Agregamos el cacao en polvo sin dejar de remover hasta tener una mezcla homogénea. Lo apartamos del fuego y agregamos los huevos 1 a 1 integrando bien el primero antes de añadir el siguiente.
Mezclamos bien y añadimos el e. de vainilla y la harina tamizada. Cuando tengamos una mezcla homogénea lo ponemos en un molde enharinado y lo llevamos al horno precalentado a 160ºC durante 40 minutos.
Comprobamos que está hecho y lo dejamos enfriar. Espolvoreamos azúcar glas para decorar y listo!


Es ideal para acompañar con fresas o con un buen helado de vainilla. Al brownie le van los contrastes! Está genial para esos días en los que no tenemos chocolate para fundir y nos apetece chocolate.

Aprovecho para contaros que participo en el Amigo Invisible que organiza Ana de My cupcakes & me. Es una idea genial y os animo a todos a que participeis! Ana nos cuenta que tenemos que poner nuestros gustos en una entrada para dar unas pistas a nuestro amigo invisible y la verdad es que yo no sé que contar ya que me gusta todo! Me encanta todo lo relacionado con la repostería y todos los chiches decorativos sin utilidad jajajaja. Todo lo rosa y todo lo que lleve puntitos. Respecto a lo culinario me encanta el chocolate blanco, todos los frutos del bosque existentes (frambuesas, fresas, moras, arándanos, etc) y la mermelada. Así que con cualquiera de estas cosas acertáis seguro! Si no, soy muy fan de las cosas hechas a mano!!


Como os he dicho, os animo a participar! Es una manera genial de conocer blog y de conocernos todos un poquito más!

Os dejo ya que la biblioteca me espera!

Besos de chocolate!


Ángela

viernes, 17 de mayo de 2013

Cake Pops de caramelo, plátano y chocolate.

Hoy es el gran día! The Food Revolution Day! Este famoso evento lo realiza el grandísimo Jamie Oliver (declaro públicamente mi amor platónico hacia él, Mr. j y yo queremos casarnos con él). Este evento tiene lugar por todo el planeta y la idea es que cada uno de nosotros, desde nuestra casa, ciudad, tomemos conciencia y ayudemos a concienciar al mundo de la importancia de la buena alimentación, de lo bueno de compartir una rica comida casera con los amigos y la familia. De la importancia de cocinar en casa por y para nosotros.

Así que yo no podía ser menos y hoy sí o sí tenía que publicar una receta. Normalmente las entradas las preparo con antelación pero hoy me pilló el toro y esta tarde he puesto la cocina patas arriba para preparar una tarta en miniatura que al final se ha convertido en cake pops en un cruce de cables!



Ingredientes (para 15 medianos)
Para la masa:
- 115 gr de mantequilla a temp. ambiente
- 200 gr. de azúcar moreno
- 3 huevos
- 250 gr. de harina de trigo
- 125 ml. de leche semiesnatada
- 1 y 1/2 cdta de levadura
- 4 cdas. de sirope de caramelo

Para el buttercream:
- 40 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 70 gr. de azúcar glas
- 1/3 de plátano
- 1 cdta. de leche semidesnatada

Para la cobertura:
- 150 gr. de chocolate negro de cobertura (para postres)
- Sprinkles de colores

Preparación
Para la masa preparamos un bizcocho, como siempre. Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que blanquee.
*Podéis usar azúcar blanco sin problemas pero me parece que el moreno le da un toque acaramelado extra.
Añadiremos los huevos uno a uno, integrando el primero antes de añadir el siguiente. Cuando tengamos una mezcla homogénea agregaremos la mitad de la harina tamizada junto con la levadura. Ponemos la mitad de la leche y vamos alternando con la harina mezclando bien. Por último integramos el caramelo.
Llenamos un molde (previamente enharinado), el que queramos, hasta la mitad de su capacidad y lo llevamos al horno precalentado a 180ºC durante media hora. Cuando lo tengamos listo lo desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.

Para el buttercream de plátano batimos con la batidora de varillas la mantequilla hasta que blanquee. Agregamos la mitad de azúcar glas tamizado y batimos de nuevo para que se integre bien. Agregamos el resto del azúcar glas y batimos durante unos 5-7 minutos. Por último agregamos el plátano hecho puré y mezclamos. Si la mezcla se ha quedado muy pesada añadiremos la leche.

Para preparar los cake pops desmigaremos el bizcocho con un tenedor o con las manos (yo soy partidaria de hacerlo con las manos). Cuando lo tengamos desmigado por completo iremos añadiendo el buttercream muy poco a poco. Agregamos un poquito (una cucharada) y mezclamos. Debemos conseguir la consistencia de una trufa, una masa moldeable y que no se pegue a las manos. Si es necesario más buttercream iremos añadiendo poco a poco.

Cuando tengamos la mezcla lista haremos bolitas (yo las hice con la medida de 1tbs) y las ponemos en una bandeja, cuando las tengamos todas las llevamos al frigorífico durante 45 minutos o 1 hora. Cuando pase el tiempo y estén bien duritas les ponemos el palito.
*El palito puede ser de los que venden exclusivos para cake pops pero a mi me parecen muchos mas chulos los palitos de brocheta de madera por que quedan muy largos, además de que son más baratos!

Para ponerles el palito derretiremos el chocolate y mojaremos la punta de éste, seguidamente clavaremos el palito en la bola de bizcocho. Repetimos la operación con todas y las llevamos al frigo durante 15 minutos para que se ponga duro el chocolate del palito.

Cuando toque cubrirlos pondremos el chocolate derretido en un bol y sujetándolo por el palito las hundiermos en el chocolate y sacudiremos con cuidado el exceso de chocolate. Agregamos lo sprinkles y dejamos secar en un vasito con azúcar, un corcho o lo que tengamos a mano. Con el fin de que no se caigan los cake pops! Los dejamos secar muy bien para que el chocolate se ponga durito y a comer!



La cantidad del buttercream no es muy exacta por que estos cake pops iban a ser una maravillosa tarta de plátano y caramelo, así que es posible que no necesitéis tanto. Os he puesto una cantidad aproximada.
Total, que cuando iba a montar la tarta se me cruzaron los cables y me apeteció atreverme con unos cake pops ya que nunca los había preparado! Había oído que eran difíciles por que se caían de los palitos y no se sujetaban bien pero la verdad es que no he tenido ningún problema, han salido riquísimos, para comérselos de dos en dos!


Si os da miedito enfrentaros a los cake pops os digo que os atreváis sin dudarlo! Podéis hacerlos con recortes de bizcocho y buttercream que os sobre, se hacen en un momentín y de cualquier sabor estarán riquísimos!

Perdonar la luz de las fotos pero se me hizo de noche y los tuve que hacer con la luz de las lámparas que es lo peor del mundo mundial!

Por cierto! Mil gracias a Patricia de Happy Bakery por su sorteazo por sus 100 post, que sin enterarme he ganado! Menuda sorpresa me he llevado esta mañana cuando me ha escrito para contármelo!

Un millón de besos dulces, sois geniales!


Ángela




martes, 14 de mayo de 2013

Cupcakes de naranja con Orange curd

Por fin me puedo sentar a escribiros este post. Como todos sabréis se acerca el verano y también los exámenes, así que vivo entre libros. Llega la época de dormir poco y alimentarse de café, pero al final siempre merece la pena. Mucho ánimo para los que estáis tan liados como yo.
Estos cupcakes nacen almorzar, merendar y cenar naranjas. ¡Madremía qué calor hace! También nacen de mi ansia de hacer Lemon curd (yo lo he convertido en Orange curd). Para los que estáis perdidos como yo hace unos meses, Lemon curd es una crema inglesa de limón muy conocida que se utiliza para rellenar bizcochos, galletas, tartaletas...todo lo rellenable!
Así que como en mi piso abundan las naranjas y el otro día tenía un huequito (en esta época los huequitos no abundan así que me dedico a acostarme más tarde con tal de hacer unos cupcakes tan ricos como estos!), decidí ponerme a ello.
*Utilicé la receta para dos cupcakes que usé aquí, sustituyendo la mantequilla por aceite vegetal. Os pongo la receta adaptada para 12.


Ingredientes (para 12 medianos)
Para la masa:
- 115 gr. de aceite vegetal (de girasol)
- 115 gr. de azúcar blanco
- 3 huevos
- 125 gr. de harina de trigo
- 1 cdta. de levadura en polvo
- 40 ml. de leche semidesnatada
- El zumo de una naranja
- Ralladura de 1/2 naranja
- 1 pizca de sal

Para rellenar (Orange curd):
- 2 huevos
- 130 gr. de azúcar
- 70 gr. de mantequilla
- 100 mil. de zumo de naranja

Para la cobertura:
- 250 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 250 gr. de azúcar glas
- El zumo de media naranja
- Ralladura de 1/2 naranja

Preparación
Comenzamos con la masa, mezclaremos el aceite y el azúcar. Agregaremos los huevos uno a uno, integrando el primero antes de agregar el siguiente. Cuando lo tengamos bien mezclado añadiremos la harina tamizada y mezclada con la levadura alternándola con la leche. Añadimos la pizca de sal. Por último agregamos el zumo de naranja y la ralladura. Mezclamos y rellenamos las cápsulas (2/3 de su capacidad) que las tendremos en un molde para cupcakes para evitar que se abran durante el horneado. Las llevaremos al horno precalentado a 180ºC durante 20-22 minutos (en función ventilador a 160ºC durante 15-18 min.)
Una vez pasado el tiempo comprobamos que están listos y los dejamos enfriar en una rejilla.

Para el Orange curd batiremos el huevo con el azúcar. Añadiremos la mantequilla (preferiblemente derretida para que se integre mejor) y el zumo. Mezclamos y lo ponemos en un cazo al baño María a fuego lento removiendo con frecuencia hasta que la crema se vuelva espesa y cremosa (al rededor de 15-20 minutos).
*Si queréis que tenga un color naranjita podéis agregarle un poco de colorante, yo usé colorante líquido del que venden en todos sitios. No lo uso nunca ya que es bastante malo pero para esta ocasión le saqué partido. Con un par de gotas de amarillo y rojo va perfecto.
Retiramos del fuego y la dejamos enfriar en el frigorífico hasta que coja la consistencia deseada.

Para la cobertura batiremos con una batidora de varillas la mantequilla hasta que blanquee. Añadimos el azúcar  glas tamizado y batimos durante 4-5 minutos. Por último agregamos el zumo y la ralladura y batimos de nuevo unos minutos más.

¡Ahora toca rellenar! Con un descorazonador de manzanas vaciamos nuestros cupcakes y los rellenamos con el orange curd. Los tapamos de nuevo y listos. Para decorar, utilicé la boquilla 1M de Wilton para hacer un rosetón girando del centro hacia afuera, por último coloqué un adorno de fondant. ¡A comer!


Están riquísimos y nada empachosos. El buttercream con los trocitos de ralladura queda muy gracioso y tiene un sabor a naranja muy dulzón. ¡Para morirse!
Tengo que daros las gracias por todos los comentarios que dejáis. Estoy taaaaan contenta, de verdad, mil gracias por esta acogida tan grande que estáis teniendo conmigo. Aún no me lo creo. Sois geniales, geniales, geniales!!!!!



Millones, millones, millones de besos de naranja. Os los merecéis!


Ángela

jueves, 9 de mayo de 2013

Cookies de chocolate blanco y nueces de macadamia

Una tarde, hace semanas, viendo un capítulo tras de otro de Mujeres Desesperadas la obsesionada y perfecta ama de casa Brie Van de Kamp mencionó lo ricas y fabulosas que eran sus galletas de chocolate blanco y nueces de macadamia. Así que, al igual que me pasó con los cupcakes de mantequilla de cacahuete y mermelada, la idea de las galletas me fue persiguiendo día tras día. Al final compré las nueces y las clausuré en un cajón con todas mis cosas de repostería. Le faltaba un cartel que pusiera ''¡NO TOCAR!''. Tan clausuradas estaban que me olvidé de ellas. Tras acordarme de que las tenía abandonadas me volvió a perseguir la idea de las galletas y me obligué a prepararlas, sí o sí. 


Ingredientes (para 30 galletas de 50 gr. cada una)
- 230 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 200 gr. de azúcar moreno
- 150 gr. de azúcar blanco
- 2 huevos
- 500 gr. de harina de trigo
- 150 gr. de chocolate banco
- 150 gr. de nueces de macadamia
- 1 cdta. de e. de vainilla
- 1 cdta. de bicarbonato

Preparación
Mezclamos bien la mantequilla a temp. ambiente con los dos tipos de azúcar. 
*Preferiblemente con batidora de varillas ya que es una masa muy pesada y cuesta bastante, pero lo podéis hacer a mano sin problemas
Cuando tengamos una mezcla homogénea añadiremos los huevos uno a uno, integrando el primero antes de añadir el siguiente. Una vez bien mezclado pondremos la harina con el bicarbonato. La integraremos poco a poco, tamizada y en varios golpes. Es posible que no tengamos que añadir toda la harina o que haya que agregar más. 
*Cuando la masa no se pegue demasiado a los dedos tendremos que parar de añadir la harina. Tampoco debe quedar muy seca por que si no las galletas tendrán grietas y estarán muy secas.
Añadiremos el e. de vainilla y mezclamos de nuevo. Por último agregamos el chocolate y las nueces, que lo habremos troceado con anterioridad. 
*Las nueces es mejor no picarlas demasiado, queremos que haya trozos.

Para hornear las galletas cogeremos porciones de masa (yo las pesé para que me salieran de igual tamaño, sobre unos 50 gr. cada una), las redondeamos formando una bolita y las aplanamos un poquito.
*Podéis reservar un poquito de chocolate y nueces para colocar por encima de la galleta antes de hornear.
Las colocamos en una bandeja de horno con papel vegetal dejando espacio entre ellas por que tienden a expandirse. ¡No queremos una galleta gigante!
Una vez listas las metemos al horno precalentado a 180ºC durante 15-16 minutos. ¡Cuidado que se queman muy fácilmente! En el momento que tengan los bordes dorados hay que sacarlas. 
*SI hacéis galletas de menor tamaño, deberán estar menos tiempo.

Una vez horneadas las dejamos reposar unos minutos en la bandeja de horno y después las traspasamos con cuidado a una rejilla (estarán blanditas, mucho cuidado que se rompen con facilidad) hasta que se enfríen y queden bien crujientes.


Tengo que confesar que son las mejores galletas que he hecho. La combinación es increíble y un éxito asegurado, están para morirse. 
La masa que he utilizado es para preparar cookies con chips de chocolate, pero igual que he hecho yo, podéis añadirles lo que queráis. Son perfectas para regalar y aguantan un montón en un botecito hermético.


Sólo os puedo decir que las probéis, las probéis y las probéis!! La masa es perfecta y son ideales para niños y mayores.

Besos de nuez!


Ángela

domingo, 5 de mayo de 2013

Cupcakes de mantequilla de cacahuete y mermelada

Hace millones de años, mi hermana mayor se fue a EEUU y trajo un bote de la taaaaaaan famosa mantequilla de cacahuete de las series americanas. Desde aquel año en el que yo no sabía aún ni dividir, no había vuelto a probarla. Solo recordaba que estaba extremada e hipercalóricamente buena, así que hace cosa de un mes me vino a la cabeza la idea para un cupcake de dicho alimento, y vete tú a saber por qué una voz en mi cabeza me fue persiguiendo día tras día diciéndome ''...cupcakes de mantequilla de cacahuete y mermelada...cupcakes de mantequilla de cacahuete y mermelada...'' (imaginarlo con voz mantequillosamente fantasmal). Así que después de que el fantasma de los cacahuetes pasados me persiguiera durante varias semanas me hice con un bote. Un bote que Mr. J compró y en el que ponía ''crujiente'', así que tuve que pensar por que boquilla pasarían los trozos gigantes de cacahuete, por que sí hijo, cruijente significa que lleva milyuntropezonconelquenovoyaconseguirquepaseelbuttercreamporningunaboquilladelmundo.

Dramas a parte, salieron unos cupcakes para morirse de buenos con una mezcla de dulce y salado espectacular. Eso sí, feos, pero que le vamos a hacer, feos hay en todos sitios.


Ingredientes (para 6 cupcakes de tamaño medio)
Para la masa:
- 35 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 60 gr. de azúcar blanco
- 1 huevo
- 80 gr. de harina de trigo
- 40 ml. de leche semidesnatada
- 1/2 cdta. de extracto de vainilla
- 1/2 cdta. de levadura en polvo
- 1 cda. de mantequilla de cacahuete (si la vuestra no es crujiente, añadir unos cacahuetes troceados por que dan un toque crujiente genial)

Para rellenar:
- Mermelada de fresa

Para la cobertura:
- 80 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- 80 gr. de azúcar glas
- 2 cdas. grandotas de mantequilla de cacahuete
- 1/2 cda. de leche semidesnatada

Preparación
Comenzamos, como siempre, mezclando la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa. Añadimos el huevo e incorporamos bien. Añadimos la mitad de la harina tamizada y la levadura y mezclamos. Ponemos la mitad de la leche, el resto de la harina tamizada e incorporamos bien. Después el resto de la leche. Cuando tengamos una mezcla homogénea añadiremos el e. de vainilla y la mantequilla de cacahuete. Mezclamos y preparamos las cápsulas en una bandeja para magdalenas para evitar que se abran durante el horneado. Las rellenamos 2/3 de su capacidad y las llevamos al horno precalentado a 180ºC durante 20-25 minutos (en función ventilador a 160ºC durante 15-18 minutos). Cuando pase el tiempo comprobamos que están listos con un palillo y los dejamos enfriar en una rejilla.

Para la cobertura batimos con una batidora de varillas la mantequilla hasta que blanquee. Añadimos la mitad del azúcar glas tamizado y batimos de nuevo (tapar la batidora con un paño para que el azúcar glas no salga volando). Cuando lo tengamos bien integrado agregamos el resto del azúcar y batimos unos minutos más. Ponemos la leche y la mantequilla de cacahuete. Batimos durante 5-7 minutos y probarla, si queréis podéis añadir más mantequilla de cacahuete. A decorar!

Cuando las magdalenas estén frías, con un descorazonador de manzanas, le sacamos el interior, lo rellenamos de mermelada y volvemos a tapar.

Para decorarlas, si vuestra mantequilla no era crujiente hacerle un bonito rosetón (vosotros podéis hacer que estos cupcakes sean ganadores de un concurso de belleza, hacerlo por los míos...los pobres no pudieron ser guapos). Si tenéis mil trocitos de cacahuetes rondando por el buttercream lo ponemos a tutiplein por encima del cupcake e intentamos dejarlos lo más bonitos posible. Para finalizar ponemos un poquito de mermelada por encima. Coméroslos todos, no le deis a nadie.


Espero que os haya gustado la receta, seguramente ya los haya hecho alguien antes pero yo no los había visto nunca. Están increíbles, son los mejores que he probado hasta ahora (tener en cuenta que a mí no me gusta demasiado el dulce). Disculpad a los pobres, querían ser Miss Universo pero no llegaron ni a Miss Albacete. Pero a buenos no les gana nadie!!!


Ahora imaginarme a mí después de decorar los cupcakes sentada frente a ellos diciéndoles: ''sois feos, lo siento, de verdad, sois feos. No puedo hacer nada más por vosotros, sois feos de verdad, feos con ganas, lo siento pero tendréis que asumirlo, feos hay en todo el mundo''.

Os dejo que tengo a medio una tarta para una señorita súper genial que cumple años mañana!

Besos miles,

Ángela

martes, 30 de abril de 2013

Tarta de cerditos al barro y tutorial de modelado con fondant.

Hace tiempo que vi por la maravillosa Pinterest una tarta como esta y me quedé tan entusiasmada que no veía el momento de hacerla. Se la enseñé a Mr. J y le gustó casi más que a mi y viendo que su cumple estaba cerca decidí que era la tarta ideal para preparar. Tengo que confesar que tenía un poco de miedo de que el ganaché que actuaba como barro quedara muy duro o que se desbordara por los KitKats. La verdad es que era una tarta muy bonita pero yo no sabía ni por donde empezar. A demás, nunca había modelado con fondant y las figuritas me daban bastante terror pero en cuanto me puse vi que era pan comido! Os he preparado un tutorial para que veáis lo fácil que es y podáis hacerlo en casa. Vamos con la super tarta!


Ingredientes (para un molde de 15 cm)
Para el bizcocho:
- 125 ml. de aceite de girasol
- 125 gr. de azúcar banco
- 50 ml. de leche semidesnatada
- 150 gr. de harina leudante o bizcochona (la podéis encontrar en Carrefour o Alcampo)
- 15 gr. de cacao puro en polvo
- 2 huevos
- 1/2 cdta. de extracto de vainilla
- 1 cdta. de bicarbonato.
- Ralladura de una naranja.

Para el relleno:
- 250 gr. de azícar glas
- 250 gr. de mantequilla a temp.ambiente
- 4 cdas. grandotas de Nutella, Nocilla o el que tengáis.
*Yo utilicé uno que le encanta a Mr.J que tiene cristalitos de caramelo, lo compré en Ikea, se llama: Chokladkrokant Bredbad. Viene en un bote 400 gr. y tiene un dibujito muy gracioso de un mosntruo marrón. Los trocitos de caramelo dan un toque curioso y crujiente al relleno, si podéis probarlo por que está muy bien para usarlo en rellenos de tartas.
- 2 cdas. de leche semidesnatada.

Para el almibar:
- 1/2 taza de azúcar blanco
- 1/2 taza de agua
- 1 cdta. de extracto de vainilla.

Para el ganaché de chocolate:
- 100 gr. de chocolate para fundir
- 100 ml. de nata

Para decorar:
- 8 paquetes de KitKat
- Fondant (el necesario para hacer los cerditos y unas flores pequeñitas)
- 30 gr. de azúcar glas
- 30 gr. de mantequilla a temp. ambiente
- Colorante verde (para la hierba) y algunos más al gusto para las flores.
- Lacito parra rodear la tarta.


Preparación
Vamos a preparar un bizcocho a rayas, como si fuera una cebra. Empezamos mezclando el aceite con el azúcar. Cuando lo tengamos bien mezclado añadimos los huevos uno a uno, integrando bien el primero antes de añadir el siguiente. Añadimos la leche y mezclamos bien. Separamos esta mezcla en dos, una será la de chocolate y otra la de vainilla. A una de las dos añadimos el e. de vainilla, lo integramos y agregamos 87.5 gr. de la harina leudante y 1/2 cdta. de bicarbonato (tamizándolo bien). Lo mezclamos y reservamos.
A la otra mezcla añadimos la harina leudante restante, el cacao y la otra 1/2 cdta. de bicarbonato (tamizado previamente). Mezclamos y por último añadimos la ralladura de naranja. 

Vamos con el dibujo de rayas. Ponemos las dos mezclas en dos mangas pasteleras. Enmantequillamos y enharinamos el molde y en el centro, con la manga que contiene la mezcla de vainilla, apretamos hasta que LA BASE del molde se cubra 2/3 de su capacidad. Cuando lo tengamos, cambiamos de manga y con la de chocolate presionamos de nuevo dentro del circulo que habremos creado anteriormente. Vamos alternando mangas hasta terminar con toda la masa. Cuando lo tengamos listo lo llevamos al horno previamente precalentado a 170ºC durante 35 minutos.
Cuando lo tengamos listo y bien horneado lo dejamos en una rejilla hasta que se enfríe completamente. Lo desmoldamos y lo nivelamos cortando la parte redondeada que habrá quedado por arriba. Nos comemos lo sobrante y cortamos el bizcocho por la mitad con cuidado de hacerlo recto. 


Para preparar el almibarado ponemos en un cazo el agua, el azúcar y el e. de vainilla. Removemos hasta que el agua hierva o el azúcar esté completamente disuelto. Retiramos y dejamos enfriar. 

Para preparar el buttercream con el que rellenaremos y cubriremos la tarta batimos la mantequilla a temp. ambiente hasta que blanquee. Añadiremos la mitad del azúcar glas bien tamizado y volveremos a batir (cubrimos con un trapo para no poner la cocina blanca). Agregamos el resto del azúcar glas tamizado y batimos bien. Cuando lo tengamos bien integrado agregaremos las cucharadas de chcolate y batimos de nuevo. Añadiremos la leche, mezclamos y listo. 

Antes de empezar con el relleno almibararemos el bizcocho. Pinchamos las dos partes con un palillo y con un pincel ponemos el almíbar por todo hasta que este bien jugoso, no es necesario ponerlo todo. Para empezar a cubrir la tarta ponemos el relleno sobre la primera capa de bizcocho (una capa de un centímetro). Ponemos encima la otra capa de bizcocho y cubrimos todo con el buttercream dejándolo bien liso. Una vez la tengamos recubierta la metemos al frigo hasta que esté consistente (sobre 1 hora). 
Cuando la saquemos del frigo la volveremos a recubrir otra vez con el buttercream que nos había sobrado. Ahora es el momento de empezar a poner los KitKats, no hace falta apretar contra la tarta por que se pegan muy fácilmente, lo ideal es partirlos de dos en dos. Cuando llevemos más o menos la mitad cubierta con los KitKats añadimos el ganaché.

Para preparar el ganaché ponemos a hervir 100 ml de nata y cuando la tengamos añadimos el chocolate en trocitos. Removemos hasta que se deshaga y listo. Lo dejamos enfriar.

Con cuidado añadimos el ganaché por la superficie de arriba cubriéndolo bien. Si se derrama por los laterales no pasa nada por que no se notará. Colocamos los cerditos de fondant y terminamos poniendo los KitKats.

Para realizar la hierbita hacemos un buttercream batiendo la mantequilla a temp. ambiente con el azúcar glas. Añadimos el colorante verde hasta conseguir el color deseado, lo ponemos en una manga con boquilla de hierba (yo no tenía y lo hice sin boquilla cortándole un agujerito pequeño a la manga) y decoramos al rededor. 
Para finalizar podemos hacer unas florecitas de fondant. Yo las hice con un cortador pequeñito.
Le ponemos un lacito mono y lista para dejar a cualquiera con la boca abierta!!


Espero que os haya gustando tantísimo como a mí y que no se os haya hecho muy largo. El que haya leído hasta aquí merece un premio! Me he en
rollado más que las persinas, pero por si fuese poco os dejo con el tutorial de los cerditos de fondant! (No me matéis por rollera).

Tutorial: Cómo modelar cerditos de fondant.
El primer cerdito que realizaremos será el que está tumbado hacia arriba en el barro (ganaché de chocolate).

Vamos a comenzar con las pezuñas que asoman por el barro, es lo más sencillo. Para ello:

Hacemos una bolita de fondant del tamaño de una moneda de 1 céntimo. La presionamos un poco con los

dedos para alargarla un poco y la aplanamos ligeramente.
Con una esteca o un palillo (yo no tengo estecas para modelar fondant, así que lo hice con un palillo y no tuve ningún problema) hacemos una linea a lo largo presionando un poco para crear la hendidura de la pata.
Para realizar las paras superiores se realiza de la misma manera pero en horizontal.



Para hacer la pancita del cerdo simplemente hacemos una bola del tamaño que que queráis hacer el cerdo (debe ser un poco acorde al tamaño de la tarta), aproximadamente de una moneda de 2 euros. La presionamos contra la mesa para aplanar la base, pero con cuidado de no aplastar la pancita. Debe ser redondeada, como si fuese medio circulo.

Con una esteca o palillo hacemos el ombligo clavando la punta ligeramente.


Para la cabeza hacemos una bola 2/3 de la pancita de grande y aplanamos un poquito.

Para el morro hacemos una bola como las pezuñas de grande, aplanamos y hacemos dos agujeritos a modo de orificios. Con un poquito de agua y un pincel la pegamos a la cabeza.



Para las orejas hacemos una bola de tamaño similar al del morro y pellizcamos ligeramente con los dedos alargando así un extremos de la bolita. Se formará un triángulo. Lo aplanamos un poquito, repetimos para hacer la otra oreja y las pegamos a la cabeza con un poquito de agua y un pincel.


Cuando tengamos listo el morrito y las orejas lo pegamos con agua y un pincel a la cabeza. Hacemos un par de agujeros con una esteca o palillo a modo de ojos y listo!
Ya tenemos una cabeza de cerdito!


Para realizar el segundo cerdito, el que está apoyado, volvemos a hacer una cabeza como la que os he enseñado anteriormente. Ya solo nos quedará hacerle el cuerpo con las patas. Para ello:

Hacemos otra pancita de igual manera que la que hicimos con anterioridad, pero en esta ocasión aplanaremos un poquito la parte superior para poder pegar con facilidad la cabeza. Para los brazos, cogemos una bola de fondant del tamaño de una moneda de 10 cent. y le damos una forma ovalada. Aplanamos uno de los extremos con los dedos y en el extremo opuesto hacemos una linea con una esteca o palillo para simular una pezuña.


Realizamos otra patita y, cuando tengamos las dos, las pegamos a la pancita con un pincel y un poco de agua. Presionamos un poquito y lo dejamos secar.



Para finalizar, pondremos un poquito de agua con un pincel en la parte superior de la pancita y le pegaremos la cabeza. Listo! Menudos cerditos más graciosos!


Por último haremos el culito que asoma por el barro (ganaché de chocolate), con su colita y todo. Para ello:


Hacemos una bolita el doble de grande que la cabeza, aproximadamente. Presionamos contra la mesa para aplanar la parte que irá pegada al ganaché y le damos una forma un poquito alargada, pero muy poquito. Con una esteca o palillo hacemos una linea vertical de un extremo al otro presionando ligeramente.




Para el rabito, hacemos una bolita del tamaño de una moneda de 1 cent. y lo hacemos rodar para alargarlo creando una línea. Con los dedos (o haciendo rodar un poquito más ese extremo) aplanamos un poquito un extremo. Una vez listo lo giramos sobre sí mismo haciendo la forma rizada del rabo.


Pegamos el rabito al inicio de la linea que creamos anteriormente con un pincelito y agua. Ya tenemos el culito!


Requetefin! A pesar de lo que me he enrollado es una tarta muy facilita, podéis elegir vuestro bizcocho favorito. El que yo elegí me pareció ideal por que además de lo bueno que está con el toque de naranja es una sorpresa cuando lo cortas. Me despido ya, pero antes os dejo una foto del corte de la tarta y de la cajita para tartas que hizo Mr.J con cartulinas! (Perdonar la calidad, pero son de instagram)



Besos dulces!

Ángela